Publicado el Deja un comentario

5 experimentos de ciencia para niños para hacer con tus hijos en casa

La pandemia a raíz del COVID-19 ha modificado en gran medida muchas de nuestras rutinas y acciones del día a día. Pasamos gran parte del tiempo en casa, ya sea por trabajo (home office) o para disfrutar de los días libres y de descanso. 

El evitar las aglomeraciones nos obliga a exponer a nuestros hijos el menor tiempo posible a espacios con mayor concurrencia de público. Pensando en ese escenario, te compartimos 5 experimentos de ciencia para niños que puedes hacer fácilmente en casa:

1.- Infla un globo sin tener que soplar

Infla globos con la misma levadura que se usa para hacer pan, agua y azúcar. Es muy sencillo de hacer, todos los materiales están normalmente en casa y uno de los experimentos de ciencia para niños más entretenido de realizar.

¿Qué necesitas?

  • Una botella de plástico.
  • Un globo.
  • Un sobre de levadura.
  • Una cucharada de azúcar.
  • Agua caliente.
  • Una jarra y cuchara para remover.

¿Cómo se hace?

Primero rellena ¾ partes del envase plástico con agua. Saca el agua y calienta un poco y agregala a la jarra, no debe estar muy caliente para no dañar la levadura. Ahora agrega la levadura y la cucharada de azúcar. Remueve hasta que se disuelva y vierte el contenido en la botella.

Infla y desinfla el globo (así será más fácil el proceso) y colócalo en la boca de la botella. En minutos se formarán pequeñas burbujas y de a poco el globo se hinchará.  Si observas que cesa el proceso, solo agrega más azúcar a la mezcla. 

¿Cómo se explica?

El azúcar y la levadura al mezclarse forman una reacción química que produce CO2 (dióxido de carbono) que infla el globo producto de la fermentación del azúcar. El gas igualmente ocupa espacio, por lo que al ser liberado de la botella es capaz de inflar el globo.

 

2.- La vela y el vaso de agua

Es uno de los experimentos de ciencia para niños más populares y su explicación en ocasiones no suele ser la correcta.

¿Qué necesitas?

  • Un plato hondo.
  • Una vela.
  • Un vaso de vidrio más grande que la vela.
  • Encendedor.
  • Agua

¿Cómo se hace?

Coloca la vela en el centro del plato y agrega agua alrededor. Enciende la vela y coloca el vaso cubriendo la vela. A continuación verás como el agua comienza a mover y subir lentamente. 

¿Cómo se explica? 

Al encender la vela se genera CO2 producto de la misma combustión, este al estar muy caliente es menos denso que el aire, y lo menos denso flota en lo más denso, dando como resultado que el dióxido de carbono asciende y el agua se mueve. 

3.- Fabrica un teléfono casero

Este es unos de los clásicos experimentos de ciencia para niños, muy simple y práctico de hacer en un pequeño instante. 

¿Qué necesitas?

  • 2 vasos de plástico.
  • Un hilo largo.
  • Una aguja 

¿Cómo se hace? 

Agarra la aguja y perfora ambos vasos al fondo. Pasa un extremo del hilo y haz un nudo lo suficientemente grande como para que no se pueda salir. Debe estar lo más tensado posible para que el efecto pueda ser aún mayor, y listo, tienes un teléfono casero.

¿Cómo se explica? 

Al hablar se emiten ondas sonoras, estas se crean cuando los sonidos vibran en el aire. Nuestra voz hace vibrar el aire dentro del vaso, pasando al fondo y moviéndose mediante las cuerdas hasta llegar al otro extremo. Este principio es el mismo que usaban los teléfonos en sus inicios.

4.-Vuela figuras de papel

Este es otro de los experimentos de ciencia para niños más divertidos y sencillos de realizar, se precisan de pocas cosas que generalmente tenemos en casa. 

 ¿Qué necesitas?

  • Un globo
  • Una hoja de papel
  • Papel de seda
  • Tijeras
  • Una bufanda

¿Cómo se hace?

Comienza dibujando la silueta de una persona de papel. Utiliza las tijeras para cortarlo y así usarlo de molde para hacer más. Si tienes distintos colores de papeles de seda podrás tener distintas figuras. 

Infla el globo y hazle un nudo para que no se escape el aire. Ahora frota el globo en tu cabeza o la bufanda varias veces. A una distancia de entre 15 o 20 cm pasa el globo y verás como las figuras empiezan a moverse una y otras vez. 

¿Cómo se explica? 

El frotamiento del globo al cabello o tela de lana produce una carga estática, esto crea un campo magnético alrededor del globo permitiendo la atracción de las figuras de papel.

5.- La espuma espacial

Si a tu hijo le interesa la química, este experimento de ciencias para niños simplemente le encantará. 

 ¿Qué necesitas?

  • Una botella.
  • Agua oxigenada
  • Jabón líquido.
  • Levadura de pan
  • Agua templada
  • Colorante líquido

¿Cómo se hace?

Se añade levadura y el agua tibia en un recipiente, luego mezclamos bien. La mezcla la pasaremos a la botella y echamos un poco de jabón líquido y además el colorante. Volvemos a mezclar, y ahora con mucho cuidado, agregaremos el agua oxigenada. Y así tendremos espuma por todos lados. 

¿Cómo se explica? 

Al mezclar la levadura y el agua oxigenada ambos materiales reaccionan generando calor y oxígeno mediante pequeñas burbujas que se originan en el interior de la espuma. La levadura funciona como catalizador permitiendo que la descomposición del agua oxigenada sea aún más rápida.  

 

Publicado el Deja un comentario

Inteligencia artificial para niños: Nuevos paradigmas de la educación

Los avances tecnológicos abarcan cada vez más aspectos de nuestra vida diaria, y hay que decir que la educación no es precisamente la excepción. Poco a poco se han introducido nuevos conceptos, y entre esos conceptos, nos topamos con el desarrollo de la inteligencia artificial para niños. 

Para Paloma Recuero de los Santos, escritora del blog “Think Big” , al hablar de la “generación Z”, nacidos luego del año 2000, y la generación alfa, nacidos luego del año 2011, hablamos de generaciones consideradas como “nativos digitales”. Niños de apenas 4 o 5 años ya son capaces de hacer usos de dispositivos y de tecnología que podrían resultar de difícil entendimiento para personas adultas.

Este nuevo escenario también supone un reto para los padres y tutores de los niños. Como todo proceso de innovación, hay aspectos altamente positivos, y otros aún desconocidos para la mayoría, que al no atenderse de la manera correcta, podría generar confusiones y un mal uso de las herramientas a nuestra disposición.

Pero… ¿Qué es la inteligencia artificial?

Se puede definir como la simulación de la inteligencia humana por parte de máquinas, buscando la creación de sistemas que igualen nuestra capacidad de aprendizaje, razonamiento y resolución de problemas. 

Hay que diferenciar que cuando se utilizan algunos modelos físicos para emular la imagen humana, es necesario puntualizar que ese es un campo más ligado a la robótica, y este se aleja del concepto de inteligencia artificial, que por otro lado, se centra en el modelo de pensar y razonar de los humanos. 

¿Y la inteligencia artificial para niños?

Según la psicóloga Mara Amor López, en un artículo para la revista “Eres Mamá”, se trata del aprovechamiento de estas tecnologías están dando paso a metodologías que promueven la enseñanza mediante el uso de algoritmos y sistemas de inteligencia artificial como: reconocimiento de voz, texto, imágenes y hasta de movimiento. 

Estas aplicaciones son capaces de aprender y reconocer las acciones de nuestros hijos, almacenarlas y luego aplicarlas en usos que van desde la comprensión lectora, uso de lenguaje de programación, y hasta de enseñanzas de otros idiomas. 

Categorías de inteligencia artificial

No es una tarea simple la de categorizar procesos innovadores tan recientes y en pleno desarrollo, aún así, científicos informáticos como Stuart Russell y Peter Norvig, han manifestado que la inteligencia artificial puede clasificarse de la siguiente manera:

  • Sistemas que piensan como los humanos: buscan emular el pensamiento humano de una manera rígida mediante modelos de redes neuronales artificiales. 
  • Sistemas que actúan como los humanos: se centran en el actuar y está más ligado al terreno de la robótica clásica. 
  • Sistemas que piensan racionalmente: son sistemas que buscan la aplicación de la lógica humana a situaciones y eventos determinados, y no así en el comportamiento.
  • Sistemas que actúan racionalmente: tratan de emular el comportamiento humano mediante la generación de conclusiones propias en condiciones determinadas aplicando la racionalidad a esas decisiones. 

Los inconvenientes de la inteligencia artificial para niños

Anteriormente, la inteligencia artificial para niños se manifestaba prácticamente solo mediante “textos”, con el desarrollo de tecnologías y dispositivos con mayor capacidad, hoy esos sistemas son capaces de simular y generar una experiencia de más cercanía mediante la comprensión de nuestro lenguaje. 

Solo basta con ver los equipos celulares disponibles en el mercado, algunos cuentan con asistentes virtuales, que con un simple comando de voz, son capaces de ejecutar tareas de distintos tipos de dificultad. 

Los inconvenientes radican en que los niños no logran reconocer los límites entre lo humano y lo artificial. En situaciones es posible que puedan considerar a estos “asistentes virtuales” como personas, llegando a pensar inclusive que son más inteligentes que ellos.

Educación y la comunicación: la solución más efectiva

Para Mara Amor López, docentes, padres y tutores deben tomar conciencia y tomar la iniciativa de hablar con sus estudiantes o hijos sobre el tema de la inteligencia artificial para niños. Es necesario hacerles ver que los sistemas que se mantienen alrededor no son humanos  aunque posean características y comportamientos parecidos al suyo.

La inteligencia artificial para niños está presente para ser un apoyo en materializar y desarrollar el potencial de nuestros hijos, bajo ningún concepto busca sustituirlo. Y en ese sentido debemos educarlos para que puedan tener presente las diferencias y el uso adecuado de esta y otras tecnologías. 

Publicado el Deja un comentario

Instituciones educativas optan por integrar tecnología en aula

La pandemia producida por el virus del COVID-19 sigue entrando en una fase de apertura en muchas partes del mundo. La vuelta a una nueva “normalidad” se mantiene marcada por condiciones propias del contexto como el uso de mascarilla, protocolos de seguridad y autocuidado. Los espacios educativos se han tenido también que adaptar, propiciando la inclusión de tecnologías en aulas de clases. 

Mediante la aplicación de tecnologías en aulas ya es posible unificar a los grupos que asisten tanto de forma presencial como aquellos se conectan de manera remota. Esta modalidad evidentemente requiere de una logística y preparación de los espacios para que sean capaces de dar estas denominadas clases “híbridas”.

¿Qué elementos son necesarios para las clases híbridas?

Actualmente es posible contar con diversas soluciones de tecnología en aulas que brindan la posibilidad de desarrollar un entorno preparado para integrar lo presencial como lo remoto en un solo concepto: 

  • Cámaras de video: es importante que todos los participantes (docentes y alumnos presenciales y remotos) puedan verse en todo momento. Esto requiere tener una cámara que pueda registrar al docente, y otra para los estudiantes presentes en aula. 
  • Monitores o display: si mediante las cámaras los alumnos en remoto pueden ver a sus compañeros y docentes, es imperante que mediante monitores los estudiantes y profesores en el aula puedan visualizar al resto de la clase que se encuentran a distancia.
  • Equipos de audio: las tecnologías en aula deben ser suficientes para reproducir el audio tanto para los alumnos presenciales como los que están de forma remota.
  • Pizarra digital: incorporar una pizarra digital permitirá dejar un registro en pdf de todas las anotaciones realizadas por el docente, que luego podrán ser enviadas a los alumnos vía correo electrónico. 

Beneficios de aplicar las tecnologías en aula

Si bien hay que reconocer que las clases presenciales brindan una experiencia de más cercanía y comunicación en tiempo real, con la aplicación de tecnologías en el aula se acercan aquellos que se mantienen de manera remota

Veamos a continuación los beneficios de esta metodología tanto para docentes como para estudiantes:

  • Para docentes: la utilización de tecnología permite registrar cada una de las clases impartidas en formatos sencillos de compartir, dando mayor alcance a un contenido en distintos horarios durante el día, maximizando el tiempo disponible de cada docente para dar otros contenidos.  
  • Para alumnos: esta modalidad híbrida supone que el alumno podrá manejar de manera más eficiente y autónoma sus tiempos de estudio, irrumpiendo con el modelo tradicional que supedita el aprendizaje a un lugar y momento específico del día.

Desafíos de implementar tecnología en aula

Uno de los principales retos para las instituciones educativas al momento de implementar tecnología en aula son los costos y logística asociada a su implementación. 

Para organizaciones de pequeño y mediano tamaño, la inversión inicial supone un gasto que puede considerarse excesivo o fuera de su posibilidad de gasto. Lo importante es considerar que a largo plazo este tipo de metodología permitirá reducir costos asociados a espacios y traslados.

Otro punto a considerar es el acceso a internet. Estudiantes y profesores deben contar con una conexión de mediana y alta velocidad para aprovechar y maximizar los beneficios de las clases híbridas, especialmente si se encuentran a distancia. 

Las clases híbridas: una solución que generó un cambio permanente

La evolución en el ámbito educacional pasa hoy por la capacidad de integrar las tecnologías en aula al proceso de enseñanza y aprendizaje

El modelo tradicional que sirvió durante décadas para la formación de estudiantes y profesionales bajo la dependencia estricta de la presencialidad se ve cada vez más relegado a un segundo plano. Las instituciones se abren paso a reinventarse ante el contexto y los beneficios que supone asumir toda esta metodología

Si bien el cambio llegó bajo un contexto obligado, la aplicación de tecnologías que hace años se imaginaba como una situación utópica, hoy son parte de la realidad y no se vislumbra que pueda cambiar a la brevedad. 

Publicado el Deja un comentario

Soluciones e-learning: la evolución de las aulas

El COVID-19 fue una irrupción en todos los niveles de nuestra sociedad, y la educación no fue precisamente la excepción. Tuvo que adaptarse y ver en soluciones e-learning la manera de cubrir esa necesidad que tenemos de constante formación y desarrollo.

Internet se convirtió en el vehículo idóneo para la búsqueda de información y aprendizaje, esto ante las barreras físicas impuestas en un contexto nunca antes experimentado por la humanidad.

El reto se concentraba en poder pasar de lo tradicional a sumar nuevas metodologías con la obligación de incorporar tecnología y prácticas que se imaginaban como poco probable hace apenas unos años. 

La metodología de la enseñanza e-learning

Los beneficios de utilizar soluciones e-learning están a la vista, teniendo como principal demanda el acceso a internet para su implementación. La gestión de contenidos pasa del orden tradicional, agregando y sumando nuevas prácticas (uso de fotografías, videos, foros) que fomentan el trabajo colaborativo.

Por otra parte, los docentes y profesores se han tenido que adaptar e involucrarse aún más en el proceso de la enseñanza, especialmente en las aplicaciones de soluciones e-learning  para maximizar sus beneficios. Precisan de seguir una metodología que parte por la planificación de sus contenidos, con el apoyo constante para orientar a sus alumnos y dinamizar su aprendizaje. 

Los tutores bajo este concepto (enseñanza e-learning) pasan de su rol “clásico” de transmisor de conocimientos a ser un facilitador educacional. Son ese hilo conductor entre el alumno y la información disponible en la web.

Los retos de las soluciones e-learning

Todo cambio abrupto genera rechazo en sus inicios. A medida que sigue su implementación, y sus beneficios son cada vez más palpables, se va mermando esa negación inicial. 

El mayor reto de implementar soluciones e-learning en aulas de clase va asociado al costo y logística de su implementación. Es la mayor barrera inicial en la toma de decisión de centros educativos al momento de asumir estas nuevas metodologías de enseñanza. 

Beneficios de implementar soluciones e-learning

  • Flexibilidad: ya no es necesario el seguimiento de calendarios estrictos que limitan el tiempo y espacio a un momento determinado. Lo virtual permite la flexibilidad de conectarse en cualquier momento. En algunos casos los contenidos se alojan en plataformas para que el alumno pueda ingresar a cualquier hora del día.
  • Moderación: distintas plataformas le brindan al tutor la virtud de moderar e incentivar la intervención de sus estudiantes, al mismo instante que se propicia el debate y las discusiones de grupo. Toma mucha importancia el trabajo colaborativo que permite concatenar ideas  y puntos de vista sobre los temas expuestos por el docente.
  • Rentabilidad para organizaciones: al prescindir de espacios físicos, traslados e impresión de materiales; otorga la posibilidad de reducir costos y aumentar la rentabilidad. Sobre todo en centros educativos de tamaño reducido.
  • Control de tiempo de estudio para los estudiantes: este es mayor beneficios para los alumnos, ya que algunas metodologías permiten visualizar los contenidos sin la restricción de un horario específico. 

El aprendizaje e-learning seguirá creciendo

Es posible que educadores y profesores opten por mantenerse reacios a la utilización de herramientas y soluciones e-learning en el desarrollo de procesos de aprendizaje. Priorizando la necesidad de la presencialidad y contacto en las aulas de clases.

Diversos centros educativos se han arrimado a la posibilidad de ofrecer un sistema híbrido que pueda compaginar ambas metodologías, y hasta en cierto punto poder complementarlas entre sí. ¡

Lo cierto es que las soluciones e-learning se han establecido con gran éxito, y ante todos sus beneficios, una solución a la coyuntura actual que atraviesa la humanidad en un contexto en el que la pandemia por el COVID-19 aún se mantiene presente. Estas prácticas están llevando a visualizar una mayor diversificación de la educación, así como la posibilidad de abrir mejores y nuevos espacios.