Cómo hacer sangre falsa

¡Haloween! Terror, disfraces, diversión, dulces, ¿caries? Démosle sentido a todas las actividades de nuestros hijos e hijas. Acompañemos sus travesuras con entretenidos experimentos. La exploración es el camino al aprendizaje. Les proponemos éstas experiencias educativas.

Con este sencillo experimento casero conseguiremos una sustancia muy parecida a la sangre real. Lo pueden realizar en familia, todos  los elementos para su elaboración son totalmente inofensivos.

Materiales:
  • Agua.
  • Miel.
  • Cacao en polvo.
  • Colorante vegetal rojo (lo podemos conseguir en cualquier supermercado).
Preparación:
  1. Echamos la miel en un recipiente y la mezclamos con agua para reducir su viscosidad.
  2. Cuando veamos que la mezcla tiene una textura parecida a la de la sangre, echamos un poco de colorante alimentario y mezclamos.
  3. Continuaremos echando colorante vegetal hasta que consigamos el color deseado.
[/vc_wp_text][vc_wp_text title="La ciencia involucrada"]Este experimento es muy sencillo y podemos aprender como homogeneizar una mezcla.  Es importante saber que existen dos tipos de mezclas, las homogéneas y las heterogéneas.  Las mezclas homogéneas son aquellas que presentan una composición uniforme, es decir solo se puede distinguir 1 fase.  Las mezclas heterogéneas son aquellas en donde se distingue más de 1 fase, tal como una mezcla de piedras y agua. En el experimento, la mezcla de miel y agua es homogénea, debido a que se disuelven entre ellas y forman una sola fase. La miel en el agua nos ayuda a conseguir la textura (viscosidad) deseada y el colorante nos proporciona el color. Es importante hacer algunos ajustes para lograr un efecto más creíble. Otro aspecto importante consiste aprender sobre la viscosidad, debido a que para lograr la textura deseada la sangre debe ser creíble.  Es distinto tener una mezcla homogénea de agua y colorante, que una mezcla homogénea de agua, miel y colorante; ya que ésta última tiene una viscosidad mayor. La sangre en general tiene muchos componentes celulares disueltos, lo que le entrega un cierto grado de viscosidad. ¿Qué otras características podríamos observar a partir de éste sencillo experimento?

También te puede interesar

" alt="">

Escuela de Verano STEAM 2020 en el MUI

¡Haloween! Terror, disfraces, diversión, dulces, ¿caries? Démosle sentido a todas las actividades de nuestros hijos e hijas. Acompañemos sus travesuras con entretenidos experimentos. La exploración es el camino al aprendizaje. Les proponemos éstas experiencias educativas.

Con este sencillo experimento casero conseguiremos una sustancia muy parecida a la sangre real. Lo pueden realizar en familia, todos  los elementos para su elaboración son totalmente inofensivos.

Materiales:
  • Agua.
  • Miel.
  • Cacao en polvo.
  • Colorante vegetal rojo (lo podemos conseguir en cualquier supermercado).
Preparación:
  1. Echamos la miel en un recipiente y la mezclamos con agua para reducir su viscosidad.
  2. Cuando veamos que la mezcla tiene una textura parecida a la de la sangre, echamos un poco de colorante alimentario y mezclamos.
  3. Continuaremos echando colorante vegetal hasta que consigamos el color deseado.
[/vc_wp_text][vc_wp_text title="La ciencia involucrada"]Este experimento es muy sencillo y podemos aprender como homogeneizar una mezcla.  Es importante saber que existen dos tipos de mezclas, las homogéneas y las heterogéneas.  Las mezclas homogéneas son aquellas que presentan una composición uniforme, es decir solo se puede distinguir 1 fase.  Las mezclas heterogéneas son aquellas en donde se distingue más de 1 fase, tal como una mezcla de piedras y agua. En el experimento, la mezcla de miel y agua es homogénea, debido a que se disuelven entre ellas y forman una sola fase. La miel en el agua nos ayuda a conseguir la textura (viscosidad) deseada y el colorante nos proporciona el color. Es importante hacer algunos ajustes para lograr un efecto más creíble. Otro aspecto importante consiste aprender sobre la viscosidad, debido a que para lograr la textura deseada la sangre debe ser creíble.  Es distinto tener una mezcla homogénea de agua y colorante, que una mezcla homogénea de agua, miel y colorante; ya que ésta última tiene una viscosidad mayor. La sangre en general tiene muchos componentes celulares disueltos, lo que le entrega un cierto grado de viscosidad. ¿Qué otras características podríamos observar a partir de éste sencillo experimento?

Diseñado por

Dekaz