¿Cómo promover la ciencia para los niños?

Hablar de ciencia para los niños puede en ocasiones sonar como algo complicado y difícil de sobrellevar. Partiendo de esa premisa; ¿es posible generar interés desde tempranas edades en nuestros hijos y estudiantes en conceptos meramente científicos? Lo real es que es totalmente posible, y no solo eso, sino que mediante la enseñanza y aprendizaje de estos conceptos, podemos expandir sus capacidades a otras áreas ligadas al arte y la creatividad.

Según el portal “etapainfantil.com” en el que se cita un estudio de la Universidad de Úlster, Irlanda del Norte, indica que: “a los 5 años la mayoría de los niños ya se ha formado una imagen básica sobre las diferentes ciencias. Un poco más tarde, alrededor de los 7 años, han desarrollado una actitud positiva o negativa hacia la ciencia en general que permanecerá arraigada durante mucho tiempo”. 

La curiosidad es una constante de la niñez. Ese deseo innato por conocer y preguntar a cada instante el por qué de ciertos fenómenos que se desarrollan a su alrededor. Este es precisamente el punto de partida para poder encaminar su gusto por las ciencias; en el mundo científico de manera amena, y más que por simple imposición de un sistema educativo para su evaluación. 

Lo importante de generar el interés en la ciencia para los niños

Es normal que surja la duda sobre lo que podemos hacer para incentivar el interés y generar métodos que animen la ciencia para los niños. Te contamos a continuación algunos pasos que puedes seguir para generar esa motivación: 

  • No le dejes de leer: una manera de evocar su imaginación y curiosidad es mediante la lectura de cuentos e historias. Son muchas las opciones de libros que podemos encontrar que van enfocados en ciencia para los niños. Historias cargadas de conceptos científicos pero mostradas de manera divertida y entretenida.
  • Indaga sobre sus gustos: el mundo de las ciencias puede ser muy amplio. Lo ideal no es tratar de abarcar todo ese conocimiento, sino encontrar esos tópicos que más le guste y poder asociarlo con otros de manera particular. Por ejemplo, si le gustan los volcanes, puedes mostrarle y enseñarle de geografía ayudándole a ubicar los cientos de formaciones volcánicas en todas partes del mundo.
  • Jugando se aprende mejor: ¿recuerdan que comentamos sobre que la ciencia para los niños debe ser entretenida y divertida? Hay múltiples opciones de juegos didácticos que ayudan a motivar su interés por el mundo científico. Para cada edad encontrarán distintos tipos de dificultad, y que permitirán aprender al mismo instante que se divierten y juegan en familia o con otros niños. 
  • Aprovecha las nuevas tecnologías: en nuestra niñez el acceso a la información y conocimiento estaba lleno de obstáculos, en parte por el alto costo de los libros y materiales didácticos relacionados sobre ciencia para los niños. Hoy esas barreras se han acortado bastante, internet nos brinda la posibilidad de acceder a espacios dirigidos al aprendizaje y enseñanza de estos contenidos. 

Los beneficios de enseñar ciencia para los niños

Ayudar a nuestros hijos y estudiantes a entender y querer el mundo científico les aportará grandes beneficios para el desarrollo de su potencial y habilidades, y no solo en el ámbito relacionado al aprendizaje de la ciencia, sino también, a explorar y maximizar sus habilidades artísticas y creativas. 

Estos son los beneficios más importantes que les aporta la ciencia para los niños:

  • El círculo del conocimiento y curiosidad: a medida que nuestros hijos puedan ir entendiendo ciertos fenómenos científicos, se abrirán a procesos asociativos que le permitirá ampliar sus conocimientos con respectos a otros temas que puedan relacionarse. Traemos nuevamente el ejemplo de los volcanes; su gusto particular le ayudará a interesarse por otros aspectos igualmente relacionados. 
  • Herramientas para el día a día: en algún punto del aprendizaje sobre ciencias se presentarán ciertos desafíos que motivará a los niños a encontrar soluciones, ese mismo proceso podrán aplicarlo en tareas nuevas en su día a día, proporcionando herramientas para resolución de problemas en su cotidianidad.
  • Su relación con el medio ambiente: es necesario incentivar desde temprana edad el entendimiento del espacio que ocupa cada ser vivo y su conexión con los alrededores; reconocer su importancia, así como preservar sus ecosistemas. Mediante la ciencia para los niños, se busca crear conciencia y relevancia en sus mentes sobre cuidar y mantener el medio ambiente.

La percepción y observación esenciales para el aprendizaje

Hay que entender que la ciencia para los niños no es la única manera de acceder al aprendizaje y conocimiento. Es una de muchas formas de aproximación, que cuenta con importantes virtudes que nos ayudan en el desarrollo de las capacidades de nuestros hijos e hijas.

Es necesario inculcarles y promover la percepción y observación como claves fundamentales en el proceso de aprendizaje. La ciencia para los niños aplicada de manera correcta les permitirá engranar un amplio abanico de posibilidades para la resolución de problemas y retroalimentación de conocimientos. Todo bajo la guía de nosotros como padres y tutores, interesados permanentemente en su bienestar.

<< Volver al Blog >>

También te puede interesar

Robótica para niños" alt="">

Robótica para niños: la forma ideal de acercarse a las ciencia tecnológicas

Hablar de ciencia para los niños puede en ocasiones sonar como algo complicado y difícil de sobrellevar. Partiendo de esa premisa; ¿es posible generar interés desde tempranas edades en nuestros hijos y estudiantes en conceptos meramente científicos? Lo real es que es totalmente posible, y no solo eso, sino que mediante la enseñanza y aprendizaje de estos conceptos, podemos expandir sus capacidades a otras áreas ligadas al arte y la creatividad.

Según el portal “etapainfantil.com” en el que se cita un estudio de la Universidad de Úlster, Irlanda del Norte, indica que: “a los 5 años la mayoría de los niños ya se ha formado una imagen básica sobre las diferentes ciencias. Un poco más tarde, alrededor de los 7 años, han desarrollado una actitud positiva o negativa hacia la ciencia en general que permanecerá arraigada durante mucho tiempo”. 

La curiosidad es una constante de la niñez. Ese deseo innato por conocer y preguntar a cada instante el por qué de ciertos fenómenos que se desarrollan a su alrededor. Este es precisamente el punto de partida para poder encaminar su gusto por las ciencias; en el mundo científico de manera amena, y más que por simple imposición de un sistema educativo para su evaluación. 

Lo importante de generar el interés en la ciencia para los niños

Es normal que surja la duda sobre lo que podemos hacer para incentivar el interés y generar métodos que animen la ciencia para los niños. Te contamos a continuación algunos pasos que puedes seguir para generar esa motivación: 

  • No le dejes de leer: una manera de evocar su imaginación y curiosidad es mediante la lectura de cuentos e historias. Son muchas las opciones de libros que podemos encontrar que van enfocados en ciencia para los niños. Historias cargadas de conceptos científicos pero mostradas de manera divertida y entretenida.
  • Indaga sobre sus gustos: el mundo de las ciencias puede ser muy amplio. Lo ideal no es tratar de abarcar todo ese conocimiento, sino encontrar esos tópicos que más le guste y poder asociarlo con otros de manera particular. Por ejemplo, si le gustan los volcanes, puedes mostrarle y enseñarle de geografía ayudándole a ubicar los cientos de formaciones volcánicas en todas partes del mundo.
  • Jugando se aprende mejor: ¿recuerdan que comentamos sobre que la ciencia para los niños debe ser entretenida y divertida? Hay múltiples opciones de juegos didácticos que ayudan a motivar su interés por el mundo científico. Para cada edad encontrarán distintos tipos de dificultad, y que permitirán aprender al mismo instante que se divierten y juegan en familia o con otros niños. 
  • Aprovecha las nuevas tecnologías: en nuestra niñez el acceso a la información y conocimiento estaba lleno de obstáculos, en parte por el alto costo de los libros y materiales didácticos relacionados sobre ciencia para los niños. Hoy esas barreras se han acortado bastante, internet nos brinda la posibilidad de acceder a espacios dirigidos al aprendizaje y enseñanza de estos contenidos. 

Los beneficios de enseñar ciencia para los niños

Ayudar a nuestros hijos y estudiantes a entender y querer el mundo científico les aportará grandes beneficios para el desarrollo de su potencial y habilidades, y no solo en el ámbito relacionado al aprendizaje de la ciencia, sino también, a explorar y maximizar sus habilidades artísticas y creativas. 

Estos son los beneficios más importantes que les aporta la ciencia para los niños:

  • El círculo del conocimiento y curiosidad: a medida que nuestros hijos puedan ir entendiendo ciertos fenómenos científicos, se abrirán a procesos asociativos que le permitirá ampliar sus conocimientos con respectos a otros temas que puedan relacionarse. Traemos nuevamente el ejemplo de los volcanes; su gusto particular le ayudará a interesarse por otros aspectos igualmente relacionados. 
  • Herramientas para el día a día: en algún punto del aprendizaje sobre ciencias se presentarán ciertos desafíos que motivará a los niños a encontrar soluciones, ese mismo proceso podrán aplicarlo en tareas nuevas en su día a día, proporcionando herramientas para resolución de problemas en su cotidianidad.
  • Su relación con el medio ambiente: es necesario incentivar desde temprana edad el entendimiento del espacio que ocupa cada ser vivo y su conexión con los alrededores; reconocer su importancia, así como preservar sus ecosistemas. Mediante la ciencia para los niños, se busca crear conciencia y relevancia en sus mentes sobre cuidar y mantener el medio ambiente.

La percepción y observación esenciales para el aprendizaje

Hay que entender que la ciencia para los niños no es la única manera de acceder al aprendizaje y conocimiento. Es una de muchas formas de aproximación, que cuenta con importantes virtudes que nos ayudan en el desarrollo de las capacidades de nuestros hijos e hijas.

Es necesario inculcarles y promover la percepción y observación como claves fundamentales en el proceso de aprendizaje. La ciencia para los niños aplicada de manera correcta les permitirá engranar un amplio abanico de posibilidades para la resolución de problemas y retroalimentación de conocimientos. Todo bajo la guía de nosotros como padres y tutores, interesados permanentemente en su bienestar.

<< Volver al Blog >>

Todo el contenido presente en esta web, es propiedad intelectual de THINKey SPA.