Publicado el Deja un comentario

Inteligencia artificial para niños: Nuevos paradigmas de la educación

Los avances tecnológicos abarcan cada vez más aspectos de nuestra vida diaria, y hay que decir que la educación no es precisamente la excepción. Poco a poco se han introducido nuevos conceptos, y entre esos conceptos, nos topamos con el desarrollo de la inteligencia artificial para niños. 

Para Paloma Recuero de los Santos, escritora del blog “Think Big” , al hablar de la “generación Z”, nacidos luego del año 2000, y la generación alfa, nacidos luego del año 2011, hablamos de generaciones consideradas como “nativos digitales”. Niños de apenas 4 o 5 años ya son capaces de hacer usos de dispositivos y de tecnología que podrían resultar de difícil entendimiento para personas adultas.

Este nuevo escenario también supone un reto para los padres y tutores de los niños. Como todo proceso de innovación, hay aspectos altamente positivos, y otros aún desconocidos para la mayoría, que al no atenderse de la manera correcta, podría generar confusiones y un mal uso de las herramientas a nuestra disposición.

Pero… ¿Qué es la inteligencia artificial?

Se puede definir como la simulación de la inteligencia humana por parte de máquinas, buscando la creación de sistemas que igualen nuestra capacidad de aprendizaje, razonamiento y resolución de problemas. 

Hay que diferenciar que cuando se utilizan algunos modelos físicos para emular la imagen humana, es necesario puntualizar que ese es un campo más ligado a la robótica, y este se aleja del concepto de inteligencia artificial, que por otro lado, se centra en el modelo de pensar y razonar de los humanos. 

¿Y la inteligencia artificial para niños?

Según la psicóloga Mara Amor López, en un artículo para la revista “Eres Mamá”, se trata del aprovechamiento de estas tecnologías están dando paso a metodologías que promueven la enseñanza mediante el uso de algoritmos y sistemas de inteligencia artificial como: reconocimiento de voz, texto, imágenes y hasta de movimiento. 

Estas aplicaciones son capaces de aprender y reconocer las acciones de nuestros hijos, almacenarlas y luego aplicarlas en usos que van desde la comprensión lectora, uso de lenguaje de programación, y hasta de enseñanzas de otros idiomas. 

Categorías de inteligencia artificial

No es una tarea simple la de categorizar procesos innovadores tan recientes y en pleno desarrollo, aún así, científicos informáticos como Stuart Russell y Peter Norvig, han manifestado que la inteligencia artificial puede clasificarse de la siguiente manera:

  • Sistemas que piensan como los humanos: buscan emular el pensamiento humano de una manera rígida mediante modelos de redes neuronales artificiales. 
  • Sistemas que actúan como los humanos: se centran en el actuar y está más ligado al terreno de la robótica clásica. 
  • Sistemas que piensan racionalmente: son sistemas que buscan la aplicación de la lógica humana a situaciones y eventos determinados, y no así en el comportamiento.
  • Sistemas que actúan racionalmente: tratan de emular el comportamiento humano mediante la generación de conclusiones propias en condiciones determinadas aplicando la racionalidad a esas decisiones. 

Los inconvenientes de la inteligencia artificial para niños

Anteriormente, la inteligencia artificial para niños se manifestaba prácticamente solo mediante “textos”, con el desarrollo de tecnologías y dispositivos con mayor capacidad, hoy esos sistemas son capaces de simular y generar una experiencia de más cercanía mediante la comprensión de nuestro lenguaje. 

Solo basta con ver los equipos celulares disponibles en el mercado, algunos cuentan con asistentes virtuales, que con un simple comando de voz, son capaces de ejecutar tareas de distintos tipos de dificultad. 

Los inconvenientes radican en que los niños no logran reconocer los límites entre lo humano y lo artificial. En situaciones es posible que puedan considerar a estos “asistentes virtuales” como personas, llegando a pensar inclusive que son más inteligentes que ellos.

Educación y la comunicación: la solución más efectiva

Para Mara Amor López, docentes, padres y tutores deben tomar conciencia y tomar la iniciativa de hablar con sus estudiantes o hijos sobre el tema de la inteligencia artificial para niños. Es necesario hacerles ver que los sistemas que se mantienen alrededor no son humanos  aunque posean características y comportamientos parecidos al suyo.

La inteligencia artificial para niños está presente para ser un apoyo en materializar y desarrollar el potencial de nuestros hijos, bajo ningún concepto busca sustituirlo. Y en ese sentido debemos educarlos para que puedan tener presente las diferencias y el uso adecuado de esta y otras tecnologías.