Inspirando a niñas y niños a explorar y amar la ciencia

En THINKey desarrollamos Experiencias de aprendizaje, Productos STEAM y Servicios especialmente diseñados para tí.

Familias

Creamos experiencias de aprendizaje STEAM como Cumpleaños Científicos, Cursos online y Escuelas de verano e invierno.

Colegios

Potenciamos las escuelas a través de experiencias educativas, cursos y currículums innovadores en Ciencias Naturales alineados al MINEDUC.

Organizaciones

Creamos, diseñamos e implementamos proyectos innovadores a la medida tales como eventos, consultorías, webinars y soporte web.

Descubre THINKey School una nueva forma de aprender

THINKey School es una plataforma EdTech de cursos online para desarrollar habilidades del siglo 21 en estudiantes a través de metodologías innovadoras como el STEAM, el aprendizaje basado en proyectos y las historias de ciencia ficción.

Implementa THINKey School en tu casa o en tu colegio

FAMILIAS
COLEGIOS
ORGANIZACIONES

La metodología
STEAM

Creamos experiencias de aprendizaje STEAM en casa, en cumpleaños científicos y en escuelas de verano e invierno.

EdTech

Plataforma educativa para utilizar el aprendizaje STEAM en un contexto escolar, alineado a objetivos de aprendizaje de Ciencias Naturales.
IR A 🎓 THINKeySchool 📚

Organizaciones

Proyectos de consultoría en torno a la implementación de estrategias educativas innovadoras y con foco en implementación y creación de tecnología educativa.

¿Tienes una idea?

¿Estas planificando una actividad y
necesitas STEAM? Contáctanos

IR AL FORMULARIO

Nuestras Redes

BLOG

Lo último
en educación
innovadora

Suscríbete a nuestro
Newsletter

No es un email valido
Enviar

Robótica para niños: la forma ideal de acercarse a las ciencia tecnológicas

Al hablar de robótica para niños podría parecer que hablamos sobre ciencia ficción, y no así, de educación. Y es que recientemente este método de enseñanza práctico-lúdico ha ido ganando terreno y relevancia como vía alternativa en el aprendizaje de conceptos; todo mediante actividades que fomentan el interés de nuestros hijos por la tecnología.   La robótica para niños, o también conocida como robótica pedagógica, permite incentivar el desarrollo de la creatividad y el pensamiento crítico. La fórmula aplicada en las corrientes educativas tradicionales se ha ido rezagando con respecto a las necesidades actuales, dejando de lado el sistema de memoria y recordación como principal herramienta para asumir y aprehender conocimientos.    Marcos Martínez, escritor del portal web “nobbot.com”, nos indica lo determinante que es brindarle a nuestros hijos herramientas que nutran su razonamiento y abstracción como fórmula en la resolución de conflictos: “la educación está cambiando, en parte porque lo hace la sociedad en la que se enmarca y en parte porque el mercado laboral demanda una educación diferente. Precisamente, porque es complejo dirigir la educación cuando los conceptos quedan pronto obsoletos, los expertos aconsejan desplazarla hacia el desarrollo de la creatividad y al pensamiento crítico, entre otros valores”.

¿Cómo funciona la robótica para niños? 

Cada niño es un científico en potencia desde su nacimiento. Su curiosidad por conocer y entender se ve reflejada de manera innata, y eso es lo que debemos aprovechar para inculcar su interés por el aprendizaje. La robótica para niños abarca distintos procesos que van desde la construcción de piezas sencillas, hasta, en niveles más avanzados, la incorporación de lenguajes de programación.   Los estudiantes ponen en práctica sus conocimientos construyendo figuras robóticas; aprendiendo, tanto del funcionamiento electrónico, como de sistemas computacionales. También lo enmarcable es que podrán trasladar ese aprendizaje a otras áreas más asociadas a la creatividad.    Algunas escuelas han ido incorporando a sus planes de estudio temáticas sobre robótica para niños. Todavía se observa como una experiencia extracurricular, pero en años venideros eso podría cambiar, ya que los beneficios están a simple vista. Igualmente en internet actualmente podrás encontrar cursos, talleres y guías que te ayudarán para guiarlos en la introducción a esta rama de la ciencia.   

Beneficios de la robótica para niños

Aún no somos conscientes de los retos que nos deparará el futuro, hoy por hoy hay distintas carreras que hace 10 o 15 años eran impensadas para el mundo laboral, el que por cierto, está cada vez más saturado de profesiones que podríamos denominar como “tradicionales”.    Lo que podemos hacer es anticiparnos a esos cambios. Los beneficios que nos otorga la robótica para niños puede ser perfectamente aplicables para otras áreas:   
  • Ir de lo material a lo abstracto: los niños observan como simples piezas sin movilidad alguna van tomando forma, y cada vez más al ser conscientes de los procesos que permite que ese pequeño movimiento sea posible, le otorgará un reconocimiento que podrá trasladar a otras áreas de estudio como: matemáticas, física, química e inclusive las artes. 
  • Se aprende jugando: uno podría pensar que construir un robot resulta complicado, tedioso y difícil de entender, nada pueda estar más alejado de la verdad, hoy en el mercado existen diversos “kit” dirigidos a la robótica para niños, estos contienen elementos plenamente seguros y con detalle del paso a paso para su respectivo armado. 
  • Propicia la colaboración: la robótica para niños es una excelente herramienta para fomentar la colaboración y socialización con otros niños; compartiendo ideas, opiniones y consideraciones sobre las actividades realizadas. 

La robótica para niños como evolución de la educación 

  Como hemos desarrollado en otros artículos; no hay mejor manera de aprender que mediante actividades práctico-teóricas que involucren a los niños de forma activa para potenciar sus habilidades cognitivas, propiciando un ambiente participativo y de disfrute constante.   No solo se trata de preparar a nuestros hijos con miras a estudiar o desarrollar alguna carrera en particular, lo relevante es que sean capaces de enfrentar retos y desafíos siempre con una mirada análitica y determinada, y que, a su vez, puedan aplicar esos conocimientos adquiridos en el devenir de su día a día. Hay que incentivarlos y motivarlos a pensar “fuera de la caja”, y que ellos tengan las herramientas para potenciar y maximizar su pensamiento crítico y creatividad.
LEER MÁS

¿Cómo promover la ciencia para los niños?

Hablar de ciencia para los niños puede en ocasiones sonar como algo complicado y difícil de sobrellevar. Partiendo de esa premisa; ¿es posible generar interés desde tempranas edades en nuestros hijos y estudiantes en conceptos meramente científicos? Lo real es que es totalmente posible, y no solo eso, sino que mediante la enseñanza y aprendizaje de estos conceptos, podemos expandir sus capacidades a otras áreas ligadas al arte y la creatividad.

Según el portal “etapainfantil.com” en el que se cita un estudio de la Universidad de Úlster, Irlanda del Norte, indica que: “a los 5 años la mayoría de los niños ya se ha formado una imagen básica sobre las diferentes ciencias. Un poco más tarde, alrededor de los 7 años, han desarrollado una actitud positiva o negativa hacia la ciencia en general que permanecerá arraigada durante mucho tiempo”. 

La curiosidad es una constante de la niñez. Ese deseo innato por conocer y preguntar a cada instante el por qué de ciertos fenómenos que se desarrollan a su alrededor. Este es precisamente el punto de partida para poder encaminar su gusto por las ciencias; en el mundo científico de manera amena, y más que por simple imposición de un sistema educativo para su evaluación. 

Lo importante de generar el interés en la ciencia para los niños

Es normal que surja la duda sobre lo que podemos hacer para incentivar el interés y generar métodos que animen la ciencia para los niños. Te contamos a continuación algunos pasos que puedes seguir para generar esa motivación: 

  • No le dejes de leer: una manera de evocar su imaginación y curiosidad es mediante la lectura de cuentos e historias. Son muchas las opciones de libros que podemos encontrar que van enfocados en ciencia para los niños. Historias cargadas de conceptos científicos pero mostradas de manera divertida y entretenida.
  • Indaga sobre sus gustos: el mundo de las ciencias puede ser muy amplio. Lo ideal no es tratar de abarcar todo ese conocimiento, sino encontrar esos tópicos que más le guste y poder asociarlo con otros de manera particular. Por ejemplo, si le gustan los volcanes, puedes mostrarle y enseñarle de geografía ayudándole a ubicar los cientos de formaciones volcánicas en todas partes del mundo.
  • Jugando se aprende mejor: ¿recuerdan que comentamos sobre que la ciencia para los niños debe ser entretenida y divertida? Hay múltiples opciones de juegos didácticos que ayudan a motivar su interés por el mundo científico. Para cada edad encontrarán distintos tipos de dificultad, y que permitirán aprender al mismo instante que se divierten y juegan en familia o con otros niños. 
  • Aprovecha las nuevas tecnologías: en nuestra niñez el acceso a la información y conocimiento estaba lleno de obstáculos, en parte por el alto costo de los libros y materiales didácticos relacionados sobre ciencia para los niños. Hoy esas barreras se han acortado bastante, internet nos brinda la posibilidad de acceder a espacios dirigidos al aprendizaje y enseñanza de estos contenidos. 

Los beneficios de enseñar ciencia para los niños

Ayudar a nuestros hijos y estudiantes a entender y querer el mundo científico les aportará grandes beneficios para el desarrollo de su potencial y habilidades, y no solo en el ámbito relacionado al aprendizaje de la ciencia, sino también, a explorar y maximizar sus habilidades artísticas y creativas. 

Estos son los beneficios más importantes que les aporta la ciencia para los niños:

  • El círculo del conocimiento y curiosidad: a medida que nuestros hijos puedan ir entendiendo ciertos fenómenos científicos, se abrirán a procesos asociativos que le permitirá ampliar sus conocimientos con respectos a otros temas que puedan relacionarse. Traemos nuevamente el ejemplo de los volcanes; su gusto particular le ayudará a interesarse por otros aspectos igualmente relacionados. 
  • Herramientas para el día a día: en algún punto del aprendizaje sobre ciencias se presentarán ciertos desafíos que motivará a los niños a encontrar soluciones, ese mismo proceso podrán aplicarlo en tareas nuevas en su día a día, proporcionando herramientas para resolución de problemas en su cotidianidad.
  • Su relación con el medio ambiente: es necesario incentivar desde temprana edad el entendimiento del espacio que ocupa cada ser vivo y su conexión con los alrededores; reconocer su importancia, así como preservar sus ecosistemas. Mediante la ciencia para los niños, se busca crear conciencia y relevancia en sus mentes sobre cuidar y mantener el medio ambiente.

La percepción y observación esenciales para el aprendizaje

Hay que entender que la ciencia para los niños no es la única manera de acceder al aprendizaje y conocimiento. Es una de muchas formas de aproximación, que cuenta con importantes virtudes que nos ayudan en el desarrollo de las capacidades de nuestros hijos e hijas.

Es necesario inculcarles y promover la percepción y observación como claves fundamentales en el proceso de aprendizaje. La ciencia para los niños aplicada de manera correcta les permitirá engranar un amplio abanico de posibilidades para la resolución de problemas y retroalimentación de conocimientos. Todo bajo la guía de nosotros como padres y tutores, interesados permanentemente en su bienestar.

<< Volver al Blog >>

LEER MÁS

5 experimentos de ciencia para niños para hacer con tus hijos en casa

La pandemia a raíz del COVID-19 ha modificado en gran medida muchas de nuestras rutinas y acciones del día a día. Pasamos gran parte del tiempo en casa, ya sea por trabajo (home office) o para disfrutar de los días libres y de descanso.  El evitar las aglomeraciones nos obliga a exponer a nuestros hijos el menor tiempo posible a espacios con mayor concurrencia de público. Pensando en ese escenario, te compartimos 5 experimentos de ciencia para niños que puedes hacer fácilmente en casa:

1.- Infla un globo sin tener que soplar

Infla globos con la misma levadura que se usa para hacer pan, agua y azúcar. Es muy sencillo de hacer, todos los materiales están normalmente en casa y uno de los experimentos de ciencia para niños más entretenido de realizar.

¿Qué necesitas?

  • Una botella de plástico.
  • Un globo.
  • Un sobre de levadura.
  • Una cucharada de azúcar.
  • Agua caliente.
  • Una jarra y cuchara para remover.

¿Cómo se hace?

Primero rellena ¾ partes del envase plástico con agua. Saca el agua y calienta un poco y agregala a la jarra, no debe estar muy caliente para no dañar la levadura. Ahora agrega la levadura y la cucharada de azúcar. Remueve hasta que se disuelva y vierte el contenido en la botella. Infla y desinfla el globo (así será más fácil el proceso) y colócalo en la boca de la botella. En minutos se formarán pequeñas burbujas y de a poco el globo se hinchará.  Si observas que cesa el proceso, solo agrega más azúcar a la mezcla. 

¿Cómo se explica?

El azúcar y la levadura al mezclarse forman una reacción química que produce CO2 (dióxido de carbono) que infla el globo producto de la fermentación del azúcar. El gas igualmente ocupa espacio, por lo que al ser liberado de la botella es capaz de inflar el globo.  

2.- La vela y el vaso de agua

Es uno de los experimentos de ciencia para niños más populares y su explicación en ocasiones no suele ser la correcta.

¿Qué necesitas?

  • Un plato hondo.
  • Una vela.
  • Un vaso de vidrio más grande que la vela.
  • Encendedor.
  • Agua

¿Cómo se hace?

Coloca la vela en el centro del plato y agrega agua alrededor. Enciende la vela y coloca el vaso cubriendo la vela. A continuación verás como el agua comienza a mover y subir lentamente. 

¿Cómo se explica? 

Al encender la vela se genera CO2 producto de la misma combustión, este al estar muy caliente es menos denso que el aire, y lo menos denso flota en lo más denso, dando como resultado que el dióxido de carbono asciende y el agua se mueve. 

3.- Fabrica un teléfono casero

Este es unos de los clásicos experimentos de ciencia para niños, muy simple y práctico de hacer en un pequeño instante. 

¿Qué necesitas?

  • 2 vasos de plástico.
  • Un hilo largo.
  • Una aguja 

¿Cómo se hace? 

Agarra la aguja y perfora ambos vasos al fondo. Pasa un extremo del hilo y haz un nudo lo suficientemente grande como para que no se pueda salir. Debe estar lo más tensado posible para que el efecto pueda ser aún mayor, y listo, tienes un teléfono casero.

¿Cómo se explica? 

Al hablar se emiten ondas sonoras, estas se crean cuando los sonidos vibran en el aire. Nuestra voz hace vibrar el aire dentro del vaso, pasando al fondo y moviéndose mediante las cuerdas hasta llegar al otro extremo. Este principio es el mismo que usaban los teléfonos en sus inicios.

4.-Vuela figuras de papel

Este es otro de los experimentos de ciencia para niños más divertidos y sencillos de realizar, se precisan de pocas cosas que generalmente tenemos en casa. 

 ¿Qué necesitas?

  • Un globo
  • Una hoja de papel
  • Papel de seda
  • Tijeras
  • Una bufanda

¿Cómo se hace?

Comienza dibujando la silueta de una persona de papel. Utiliza las tijeras para cortarlo y así usarlo de molde para hacer más. Si tienes distintos colores de papeles de seda podrás tener distintas figuras.  Infla el globo y hazle un nudo para que no se escape el aire. Ahora frota el globo en tu cabeza o la bufanda varias veces. A una distancia de entre 15 o 20 cm pasa el globo y verás como las figuras empiezan a moverse una y otras vez. 

¿Cómo se explica? 

El frotamiento del globo al cabello o tela de lana produce una carga estática, esto crea un campo magnético alrededor del globo permitiendo la atracción de las figuras de papel.

5.- La espuma espacial

Si a tu hijo le interesa la química, este experimento de ciencias para niños simplemente le encantará. 

 ¿Qué necesitas?

  • Una botella.
  • Agua oxigenada
  • Jabón líquido.
  • Levadura de pan
  • Agua templada
  • Colorante líquido

¿Cómo se hace?

Se añade levadura y el agua tibia en un recipiente, luego mezclamos bien. La mezcla la pasaremos a la botella y echamos un poco de jabón líquido y además el colorante. Volvemos a mezclar, y ahora con mucho cuidado, agregaremos el agua oxigenada. Y así tendremos espuma por todos lados. 

¿Cómo se explica? 

Al mezclar la levadura y el agua oxigenada ambos materiales reaccionan generando calor y oxígeno mediante pequeñas burbujas que se originan en el interior de la espuma. La levadura funciona como catalizador permitiendo que la descomposición del agua oxigenada sea aún más rápida.    
LEER MÁS
TODOS LOS ARTÍCULOS

Todo el contenido presente en esta web, es propiedad intelectual de THINKey SPA.